redCEDE
red CEDE
Contenidos
DINTEL xmundo
Más valor
DINTEL +valor
  • Evaluación de Proyectos
  • Inteligencia Empresarial
  • Reputación on-line
  • Financiación I+D+i
Publicaciones
PUBLICACIONES
Contenidos
CONTENIDOS
Networking
networking DINTEL
referentes DINTEL
referentes DINTEL
Galardones
GALARDONES y DISTINCIONES

La batalla de Maratón supuso la victoria de los griegos contra los persas y el final de la Primera Guerra Médica. Hay muy escasa documentación sobre la batalla; se sabe que el ejército persa era muy superior en número - 25.000 hombres - frente al griego - 10.000 efectivos -, sin embargo hubo dos factores definitivos que provocaron la victoria de los griegos; por una parte el mayor nivel tecnológico de los griegos y por otra la inteligente estrategia de conducir el terreno de batalla al lugar que más le convenía al ejército griego alejándose de librarla en el mar donde la flota persa era mucho más poderosa que la armada griega.

La fama de esta batalla se debe sobre todo a la hazaña contada por Plutarco sobre la mítica carrera del soldado Filípides que corrió de Maratón a Atenas la distancia de 42 kilómetros para dar la noticia de la victoria griega sobre los persas. La verdad fue algo más compleja y también más meritoria. Antes de iniciarse la batalla Filípides corrió 250 kilómetros desde Maratón a Esparta para pedir ayuda ante la inminencia de la batalla. Después de pedir dicha ayuda volvió a Maratón encontrándose ante la victoria griega. Dado que las tropas persas perdedoras se estaban empezando a reorganizar y a reagrupar para atacar a Atenas, que en ese momentos se encontraba totalmente desprotegida, Filípides, sin descanso alguno, tuvo que recorrer de nuevo los míticos 42,195 kilómetros para anunciarles la victoria y para que se organizaran urgentemente ya que los restos del ejército persa tenían la intención de atacar a Atenas. En su último viaje, Filípides llega a Atenas, les advierte del peligro y pronuncia la palabra "Niké" (victoria), muriendo fulminado por el enorme esfuerzo.


Disponer de la más rápida y mejor información posible y de una alta tecnología que supere en eficacia los sistemas del enemigo siempre han sido factores fundamentales en las batallas más destacadas de la historia. Napoleón perdió en Waterloo, entre otras causas, porque no le llegó una información vital que de haber contado con ella le hubiera hecho cambiar su estrategia de movimiento de sus tropas y su consiguiente victoria.

Hoy día todos los ejércitos luchan denodadamente por contar con una buena información. Saben que sin contar con ella estarán luchando a ciegas lo que, seguramente, les implicará la derrota. Ahora bien, conseguir la mejor y más rápida información sólo será posible si se cuenta con la más avanzada tecnología. En la batalla de Inglaterra el radar y la información que proporcionó fue el factor fundamental para alcanzar la victoria por parte de la RAF contra la Luftwaffe alemana. Sin el radar Inglaterra hubiera perdido la batalla, Hitler habría invadido el Reino Unido y, posiblemente, los alemanes hubieran ganado la guerra.

Al igual que los ejércitos, también la información es el elemento fundamental para alcanzar el éxito. La inteligencia para los negocios persigue el disponer de buena información y conocimiento. Sólo con información pero sin conocimiento se perderán muchas oportunidades de negocio y se podrá caer en situaciones indeseadas que hubieran sido perfectamente evitables disponiendo de conocimiento. 



Comparte en tus Redes Sociales!

Por favor, regístrese para añadir comentarios.

Banner

Banner
Banner
Banner
Banner

Fundación DINTEL - Edificio HEXÁGONO - c/ Princesa, 25 - Planta 2ª - Oficina 2 - 28008 Madrid
Tlf.: (+34) 91 311 36 19; Móvil: (+34) 610 43 19 43; Fax: (+34) 91 450 04 24; E-mail: secretec@dintel.org