redCEDE
red CEDE
Contenidos
DINTEL xmundo
Más valor
DINTEL +valor
  • Evaluación de Proyectos
  • Inteligencia Empresarial
  • Reputación on-line
  • Financiación I+D+i
Publicaciones
PUBLICACIONES
Contenidos
CONTENIDOS
Networking
networking DINTEL
referentes DINTEL
referentes DINTEL
Galardones
GALARDONES y DISTINCIONES

Debo reconocer que la filosofía kaizen consistente en producir mejoras pequeñas pero constantes en los productos y en los procesos de una organización, es una filosofía que me resulta muy atractiva y que, mediante su aplicación, muchas empresas y organizaciones han mejorado y se han convertido en empresas líder del mercado. Según Annie Brooking, la autora del famoso libro El capital intelectual: "el mensaje del kaizen consiste en que no puede transcurrir un día sin que alguien no haya conseguido algún tipo de mejora en la compañía".

Por ejemplo, si todas las editoriales españolas, en aplicación del principio kaizen, se pusiesen de acuerdo en cómo orientar el título y el autor de un libro en el su lomo, nos evitaríamos, al recorrer con la vista los anaqueles de una librería, el tener que estar moviendo la cabeza de un lado a otro para conseguir identificar el título de los libros. Los libros editados en editoriales anglosajonas tienen siempre impreso en la misma dirección el título del libro que figura en su lomo. Ellos ya han aplicado el kaizen a ese pequeño detalle tan disfuncional en los libros españoles. Nosotros, tal vez por eso de evitar la monotonía, tenemos que retorcernos para leer los títulos. Si los volúmenes, por poner algunos ejemplos, son de Destino, Anagrama, Espasa-Calpe, Taurus, Castalia o Tusquets hay que ladear la cabeza a la izquierda para ver el lomo. Si las editoriales son Alianza, Alfaguara, Seix-Barral o Ariel, hay que ladear la cabeza a la derecha. Otras como Cátedra o Siruela, optan por utilizar indistintamente ambos sistemas.

En su juventud Franklin, el gran embajador americano en París y descubridor del pararrayos, fue un hombre conflictivo y lo más alejado que se puede imaginar de un buen diplomático. Con esfuerzo y aplicando, sin saberlo, la técnica kaizen llegó a ser el mejor diplomático de la historia de los Estados Unidos.


Si en un centro de tecnologías de la información se consigue introducir en la mentalidad de todo el personal que cada día se debe lograr una mejora en el trabajo de cada uno, aunque esta sea muy pequeña, en el transcurso de varios meses o años se conseguirá una mejora general de la organización muy considerable. Por ello creo que puede ser una excelente forma de actuación.

Ahora bien, en su libro Innovación Tom Peters, y en esto coincide con lo señalado por Drucker en sus comentarios sobre innovación, llama la atención sobre una frase de Negroponte, de la que se muestra partidario, en la que se viene a decir que la filosofía kaizen es el mayor enemigo de la innovación real porque lo único que hace es mantener vivos productos y procesos obsoletos gracias al parcheo producido por la filosofía kaizen.

Es cierto que mediante el afinado constante de una aplicación informática antigua se pueden seguir consiguiendo buenas prestaciones, y esto hace que nadie tome la decisión de hacer una reingeniería a fondo de dicha aplicación. A veces se puede dedicar un tiempo excesivo a efectuar mejoras y parcheos, y no se es capaz de cortar por lo sano y proceder a innovar todo el sistema, sino que se dedica todo el tiempo a mejorarlo. Con el principio kaizen se puede llegar a dedicar todo el tiempo a mantenimiento y mejora y no llegar nunca a hacer la pequeña revolución que reclaman nuestros sistemas informáticos aprovechando nuevos paradigmas tecnológicos. Kaizen sí pero también innovación y reingeniería total. En el equilibrio entre ambos encontraremos el éxito.



Comparte en tus Redes Sociales!

Por favor, regístrese para añadir comentarios.

Banner

Banner
Banner
Banner
Banner

Fundación DINTEL - Edificio HEXÁGONO - c/ Princesa, 25 - Planta 2ª - Oficina 2 - 28008 Madrid
Tlf.: (+34) 91 311 36 19; Móvil: (+34) 610 43 19 43; Fax: (+34) 91 450 04 24; E-mail: secretec@dintel.org