redCEDE
red CEDE
Contenidos
DINTEL xmundo
Más valor
DINTEL +valor
  • Evaluación de Proyectos
  • Inteligencia Empresarial
  • Reputación on-line
  • Financiación I+D+i
Publicaciones
PUBLICACIONES
Contenidos
CONTENIDOS
Networking
networking DINTEL
referentes DINTEL
referentes DINTEL
Galardones
GALARDONES y DISTINCIONES

La Guerra de Secesión o Guerra Civil de los Estados Unidos de América (1861-1865) fue una guerra en que egoísmo, pasión, visceralidad y falta de planteamientos racionales llevaron a la derrota al ejército sudista. La Unión tuvo siempre a su favor la defensa de unos principios de los que careció el sur, la abolición de la esclavitud, contra la que no había posibilidad moral de oposición. Se enfrentaron los 11 estados del Sur, constituyentes de los Estados Confederados de América contra los del Norte, los Estados Unidos de América. La Confederación estuvo dirigida por Jefferson Davis y por Robert E. Lee y la Unión por Abraham Lincoln y Ulises Grant. Por parte de la Unión lucharon 2.400.000 soldados y por parte de la confederación 2.070.000.

Como ya se ha señalado, el motivo de enfrentamiento más significativo fue que la Confederación pretendía seguir manteniendo el sistema esclavista mientras que la Unión defendía la emancipación de los esclavos y la defensa de la libertad de todos los hombres. Fue una guerra entre el pasado y el futuro, entre un sur agrícola y un norte industrial. Por otra parte, para Lincoln lo fundamental era mantener integralmente en una única nación los estados del norte y los del sur. Los confederados defendían la independencia de sus estados y la colaboración con la Unión. Se trataban de concepciones políticas radicalmente opuestas.

Aunque el Sur contaba con la ventaja de combatir en su territorio y con buenos soldados y excelentes cuadros militares, al cabo del tiempo se encontró con el problema fundamental de no poder garantizar los suministros ni de sus tropas ni de sus ciudadanos como consecuencia del implacable bloqueo al que les sometió la Unión. Además, a eso se añadió que el Sur no contaba con una industria capaz de producir el armamento que requerían sus tropas. Con algodón no era posible ganar una guerra larga.

En los primeros meses la guerra se inclinó a favor del sur, pero el degaste que le supuso la carencia de avituallamientos hizo que la Unión empezase a inclinar la guerra a su favor. En la batalla de Gettysburg, donde se enfrentaron los generales Meade y Lee, se zanjó la suerte de la guerra de forma definitiva; del 1 al 3 de julio de 1863, en la población de su nombre, durante 3 días tuvo lugar un enfrentamiento dramático entre ambos bandos. Murieron 8.000  soldados y 30.000 efectivos fueron heridos. Lee tuvo que huir con los restos de su ejército y, a pesar de que Meade no fue ágil persiguiendo a Lee y a su ejército confederado, a partir de ese momento todo fue un avance cada vez más demoledor a favor de la Unión.

Lee rindió su ejército de Virginia el 9 de abril de 1865 con lo que la guerra quedó prácticamente finalizada. El 14 de abril del mismo año Lincoln fue asesinado de un disparo cuando asistía a una función teatral. 


Como primera y principal conclusión que podría extraerse de la Guerra de Secesión Americana es que a medio y largo plazo no se puede alcanzar la victoria por aquellas organizaciones y directivos que defienden principios inadmisibles y claramente rechazables. Al igual que era inadmisible defender la esclavitud, en una moderna organización no se pueden defender valores éticamente reprobables. Antes o después la razón se acaba imponiendo.

Por otra parte habría que destacar la absoluta necesidad, antes de lanzarse a una determinada operación contra determinados adversarios, de que hay que aplicar la razón y la racionalidad para medir si la victoria final puede sernos favorable. El entusiasmo y la pasión del momento deben matizarse por el análisis tranquilo y sosegado antes de lanzarse al precipicio. Un somero análisis de la situación podría haber detectado perfectamente que era imposible que el ejército sudista pudiese vencer al confederado. La gran diferencia entre el poder industrial de la Unión frente al de la Confederación evidenciaba que la fabricación de armamento se decantaría claramente a favor del Norte. Además el poderío naval del Norte frente al del Sur iba a permitir a la Unión mantener un bloqueo indefinido contra el Sur, lo que provocaría, antes o después, la victoria de la Unión.

Medir, analizar, examinar, comprobar y en base a eso actuar, son elementos imprescindibles que hay que tomar en cuenta si se quiere tener una alta probabilidad de éxito. La simple intuición, el entusiasmo de un momento, la pasión y la visceralidad son elementos que más vale olvidar antes de lanzarse a operaciones que pueden acabar en el desastre más absoluto.



Comparte en tus Redes Sociales!

Por favor, regístrese para añadir comentarios.

Banner

Banner
Banner
Banner
Banner

Fundación DINTEL - Edificio HEXÁGONO - c/ Princesa, 25 - Planta 2ª - Oficina 2 - 28008 Madrid
Tlf.: (+34) 91 311 36 19; Móvil: (+34) 610 43 19 43; Fax: (+34) 91 450 04 24; E-mail: secretec@dintel.org