redCEDE
red CEDE
Contenidos
DINTEL xmundo
Más valor
DINTEL +valor
  • Evaluación de Proyectos
  • Inteligencia Empresarial
  • Reputación on-line
  • Financiación I+D+i
Publicaciones
PUBLICACIONES
Contenidos
CONTENIDOS
Networking
networking DINTEL
referentes DINTEL
referentes DINTEL
Galardones
GALARDONES y DISTINCIONES

Comentarios TIC diarios sobre monumentos históricos extraídos
de la Agenda DINTEL 2014
de Pedro Maestre Yenes, editada por Fundación DINTEL

Casa de las Flores. Madrid. EspañaLa Casa de las Flores, situada en la calle Hilarión Eslava de Madrid, al lado de la Calle Princesa, fue proyectada en 1931 por Secundino Zuazo - el diseñador de los Nuevos Ministerios - y construida entre 1932 y 1934. El Banco Hispano Colonial fue el promotor del proyecto. Es un edificio mítico tanto por su carácter innovador como por haber vivido en ella escritores como Pablo Neruda y Emilio Carrere. En 1934, en plena Segunda República, Rafael Alberti se encargó de buscarle casa a Neruda cuando éste fue nombrado cónsul de Chile en Madrid.

Desde un punto de vista arquitectónico, hay que resaltar que la innovación aportada por la Casa de las Flores tuvo un destacado impacto en la arquitectura madrileña pues renovó totalmente la idea de lo que debía ser una casa para viviendas. En la Casa de las Flores se inspiraron multitud de arquitecto en las décadas de los cincuenta, sesenta y setenta para diseñar viviendas y, muy especialmente, sus terrazas. Por primera vez, las plantas, la jardinería, los muebles de terraza encontraron en la Casa de las Flores carta de naturaleza, aportando un carácter mucho más convivencial y abierto a las viviendas. Con la Casa de las Flores llega la modernidad al diseño de viviendas.


El modelo de la Casa de las Flores era idóneo para un Madrid tranquilo en el que ni el tráfico, ni la contaminación atmosférica, ni la sónica, habían llegado a la capital de España. Años más tarde, el modelo de la Casa de las Flores fue superado y los profesionales de la arquitectura tuvieron que abandonarlo. Madrid se convirtió en una ciudad casi inhabitable donde la contaminación, el tráfico, el ruido y los aparatos de aire acondicionado - salvo en algunos espacios de excepción - invadieron el entorno habitacional, viéndose obligados los vecinos a blindar sus viviendas y a no poder disfrutar de espacios abiertos ajardinados como los de La Casa de las Flores.

Todo diseñador, sea este de la naturaleza que sea, debería reflexionar sobre la posible evolución del entorno en que va a diseñar su proyecto. Lo que en un momento puede ser una solución idónea, al cabo de los años, se puede convertir en algo disfuncional. Los proyectos de larga duración - 20, 30, 50 o 100 años - como pueden ser los edificios, hay que pensarlos reflexionando en la posible evolución de la sociedad, de su entorno y de las tecnologías. Es bien cierto que en los años 30 sería difícil pensar en el crecimiento espectacular de los coches y, consiguientemente, del tráfico y de la contaminación; pero en los años cincuenta y sesenta era algo ya perfectamente previsible.

El buen profesional  - incluidos los que se dedican a las tecnologías de la información - tendrían que tener la suficiente visión de futuro para imaginar lo que podría ser el entorno de su proyecto varias décadas después. Con esa visión debería diseñar sus constructos, pensando en el futuro sin dejarse influenciar sólo por el presente. En una sociedad tan cambiante se hace imprescindible dedicar un tiempo a la imaginación y reflexionar si lo que se está diseñando puede resistir los inevitables cambios que antes o después se pueden presentar.



Comparte en tus Redes Sociales!

Por favor, regístrese para añadir comentarios.

Banner

Banner
Banner
Banner
Banner

Fundación DINTEL - Edificio HEXÁGONO - c/ Princesa, 25 - Planta 2ª - Oficina 2 - 28008 Madrid
Tlf.: (+34) 91 311 36 19; Móvil: (+34) 610 43 19 43; Fax: (+34) 91 450 04 24; E-mail: secretec@dintel.org