redCEDE
red CEDE
Contenidos
DINTEL xmundo
Más valor
DINTEL +valor
  • Evaluación de Proyectos
  • Inteligencia Empresarial
  • Reputación on-line
  • Financiación I+D+i
Publicaciones
PUBLICACIONES
Contenidos
CONTENIDOS
Networking
networking DINTEL
referentes DINTEL
referentes DINTEL
Galardones
GALARDONES y DISTINCIONES

Comentarios TIC diarios sobre monumentos históricos extraídos
de la Agenda DINTEL 2014
de Pedro Maestre Yenes, editada por Fundación DINTEL

Hotel Puerta de AméricaEl Hotel Puerta de América está situado en el primer tramo de la Avenida de América. En su diseño participaron, entre otros, Jean Nouvel, Norman Foster, Zaha Hadid, Arata Isozaki, Javier Mariscal o Victorio y Lucchino. Se construyó entre 2003 y 2005 y es el típico edificio en que, por su llamativos colorido y formas, lo que se pretende es atraer la atención sobre el cada vez más caprichoso y voluble ciudadano. A los pocos años de haberse construido un hotel super moderno, en el que se alojan los bares de copas más avanzados, los clientes se aburren y buscan ir a otro sitio nuevo y sorprendente. Da la sensación de que todo pertenece a la cultura de lo pasajero y que en pocos años lo más moderno será totalmente transformado. La sensación de perennidad de los edificios ha desaparecido. Estamos plenamente inmersos en la cultura de lo que el pensador francés Gilles Lipovetsky denomina el imperio de lo efímero.

Hay que insistir en que, cada vez más, los edificios y demás construcciones se hacen para luego, en poco tiempo, ser transformadas y renovadas integralmente. Nada se hace para permanecer. Se han terminado los tiempos en que los edificios se diseñaban y construían para mantenerse en el tiempo. Todo nos cansa y aburre y por ello hay que cambiarlo todo. Edificios en perfecto estado y cuidado diseño y construcción desaparecen para dar paso a nuevos edificios que, en muchos caso, parten de los anteriores siendo sometidos a transformaciones formales de carácter integral.

Estamos en un mundo nuevo que cuesta asimilar. Hasta hace poco tiempo lo habitual es que todo, salvo las construcciones, despareciesen dando paso a nuevas realizaciones. Ahora, en pleno siglo XXI, ni las edificaciones resisten el paso del tiempo. Todo cambia y todo se transforma a velocidades inusitadas.


Si ya ni los edificios resisten el paso del tiempo nos podemos dar cuenta que mucho menos resistirán el paso del tiempo otros constructos inmateriales como las aplicaciones digitales. Cuando estamos acostumbrados a manejar razonablemente bien una página web para hacer una determinada gestión nos encontramos que la han puesto del revés. Hay que volverla a aprender y aunque el diseño y la funcionalidad haya ido a peor - lo que suele ser habitual - nos tenemos que resignar y aceptar que el cambio está para quedarse y nada puede permanecer aunque algo funcione perfectamente.

El ciudadano tendría que iniciar una revolución silenciosa y tener derecho a dar su opinión sobre si se quieren hacer cambios en una determinada página web. Estamos sometidos a una terrible dictadura en que, tanto si nos gusta como si no, tenemos que someternos a los cambios que, muchas veces, por mero capricho nos imponen, sin preguntar, pequeños dictadorzuelos del diseño.

Si se evaluasen los costes de aprendizaje para los usuarios de los cambios de las páginas web nos quedaríamos asombrados de su cuantía. Seguro que son enormes. Los diseñadores tendrían que ser menos frívolos y más preocupados por los usuarios. No estaría mal establecer un sistema de evaluación de las páginas web para frenar tanta tontería cambiando diseños que funcionan perfectamente.



Comparte en tus Redes Sociales!

Por favor, regístrese para añadir comentarios.

Banner

Banner
Banner
Banner
Banner

Fundación DINTEL - Edificio HEXÁGONO - c/ Princesa, 25 - Planta 2ª - Oficina 2 - 28008 Madrid
Tlf.: (+34) 91 311 36 19; Móvil: (+34) 610 43 19 43; Fax: (+34) 91 450 04 24; E-mail: secretec@dintel.org