redCEDE
red CEDE
Contenidos
DINTEL xmundo
Más valor
DINTEL +valor
  • Evaluación de Proyectos
  • Inteligencia Empresarial
  • Reputación on-line
  • Financiación I+D+i
Publicaciones
PUBLICACIONES
Contenidos
CONTENIDOS
Networking
networking DINTEL
referentes DINTEL
referentes DINTEL
Galardones
GALARDONES y DISTINCIONES

Comentarios TIC diarios sobre monumentos históricos extraídos
de la Agenda DINTEL 2014
de Pedro Maestre Yenes, editada por Fundación DINTEL

Foto: Wikipedia; Autor: OlimpiaYGFEl conocido como Estadio de la Peineta se construyó pensando en la aspiración que siempre ha tenido Madrid de ser Ciudad Olímpica. Desafortunadamente ese deseo se ha convertido en una frustración - sobre todo para sus ediles -por lo que habrá que esperar décadas para pensar en volver a aspirar a que Madrid sea ciudad olímpica, lo cual, desde mi punto de vista no lamento nada. Para hacer prosperar a una ciudad hay que tener claros los objetivos que se pretenden alcanzar sin que sea necesario ser ciudad olímpica.

Muchas veces se dice que el profundo cambio de Barcelona abriendo la ciudad al mar se debió a haber sido designada Ciudad Olímpica en el 92. Creo que no es cierto. Si Barcelona se abrió al mar es porque sus autoridades, apoyados por la ciudadanía, decidieron dar ese paso con independencia de su condición de ciudad olímpica. El enorme desarrollo de Changhay, de Dubay o de Doha se está produciendo sin ser ciudades olímpicas y Atenas siguió siendo un desastre urbanístico a pesar de las olimpiadas.

La Peineta se ha ido construyendo sólo parcialmente. Hasta el momento la parte más importante construida es una inmensa grada con capacidad para 20.000 espectadores que se inauguró en 1994. El Ayuntamiento y el Atlético de Madrid firmaron un convenio para construir un estadio en la Peineta con una capacidad aproximada de 80.000 espectadores. Está prevista su inauguración para julio de 2016. La solución adoptada parece positiva porque sin un destino claro y viable la Peineta acabaría dando tumbos en su uso, arruinándose su conservación, sin ninguna clara utilización. En el acuerdo, el viejo estadio del Manzanares será derruido y sobre su solar se construirán viviendas. Además se acabará la autopista subterránea del Manzanares que en la actualidad, en solución provisional, esperando el derrumbe del Estadio del Manzanares, emerge a la superficie.


No hay nada más desafortunado que realizar una obra para dar respuesta a una necesidad coyuntural sin pensar con claridad cual será su destino una vez superada esa coyuntura específica. Ejemplos de esa improvisación los hay a cientos. Uno de los más lamentables es lo construido para la EXPO 92 de Sevilla que sigue, en muchas zonas sin encontrar destino claro mientras el deterioro de sus edificios avanza implacablemente. La plaza de los pabellones de la EXPO 92 fue algo bastante desacertado y ahí sigue sin encontrar, al menos en parte, un destino claro.

Mejor suerte tuvo la gigantesca plaza de España de Sevilla que supo encontrar un digno destino en edificios públicos y militares. Bien es cierto que la calidad de la Plaza de España no es comparable a la de los pabellones de la EXPO 92. Cuando alguna construcción ha tenido un diseño feliz es mucho más fácil encontrar un destino permanente adecuado. Cuando sólo se trata de salir del paso la probabilidad de que lo construido no encuentre un adecuado encaje es altamente probable. De ahí que cuando se construya algo hay que pensar en grande y dedicar atención a garantizar un nivel de calidad destacado. No hacerlo con esa mentalidad podrá ahorrar algo a corto plazo pero, antes o después, producirá costes inevitables. Hay que tener siempre en cuenta que hacer bien las cosas es ahorrar. 



Comparte en tus Redes Sociales!

Por favor, regístrese para añadir comentarios.

Banner

Banner
Banner
Banner
Banner

Fundación DINTEL - Edificio HEXÁGONO - c/ Princesa, 25 - Planta 2ª - Oficina 2 - 28008 Madrid
Tlf.: (+34) 91 311 36 19; Móvil: (+34) 610 43 19 43; Fax: (+34) 91 450 04 24; E-mail: secretec@dintel.org