redCEDE
red CEDE
Contenidos
DINTEL xmundo
Más valor
DINTEL +valor
  • Evaluación de Proyectos
  • Inteligencia Empresarial
  • Reputación on-line
  • Financiación I+D+i
Publicaciones
PUBLICACIONES
Contenidos
CONTENIDOS
Networking
networking DINTEL
referentes DINTEL
referentes DINTEL
Galardones
GALARDONES y DISTINCIONES

Comentarios TIC diarios sobre monumentos históricos extraídos
de la Agenda DINTEL 2014
de Pedro Maestre Yenes, editada por Fundación DINTEL

Foto: WikiarquitecturaDel Hipódromo de la Zarzuela hay que destacar su espléndida tribuna y muy especialmente su marquesina. Su diseño se debió al ingeniero de caminos Eduardo Torroja Miret. Fue diseñada entre 1934 y 1935 y construida de 1935 a 1940. Fue la primera tribuna de España sin columnas lo que supuso un auténtico alarde estructural. Tanto por sus características técnicas y estructurales como por su elegante diseño, la cubierta de la tribuna del Hipódromo de la Zarzuela ocupa un lugar de privilegio en la historia de las edificaciones más sobresalientes de España y del mundo. En 1980 fue declarado Monumento Histórico Artístico habiendo sido rehabilitado a partir de 2005. También las tribunas del Hipódromo de La Zarzuela fueron declaradas Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de monumento en octubre de 2009.

La marquesina, construida en hormigón armado de muy escaso espesor, fue diseñada en voladizo con forma replicada de hiperboloide hiperbólico de eje horizontal, lo que constituyó una solución arquitectónica y estética elegante en la forma y racional e imaginativa en el aspecto estructural. Las dimensiones de la cubierta nos permiten dar idea del alarde estructural que supuso el diseño y construcción de la citada marquesina; su espesor varia desde los 65 centímetros en el arranque del voladizo hasta los 3 centímetros del extremo más alejado de dicho arranque. Todos los esfuerzos se soportan gracias a la forma de la cubierta sin contar con nervios ni refuerzos de ningún tipo. La marquesina vuela casi 13 metros lo que supuso un auténtico record mundial para su época y diseño.


El Hipódromo de la Zarzuela es un claro ejemplo de que la inteligencia del hombre ha permitido superar ampliamente a los materiales de construcción. Las inteligentes formas diseñadas por el ingeniero Torroja son las que han contribuido, mucho más que los materiales, a proporcionar resistencia y funcionalidad a las magníficas cubiertas de las tribunas del hipódromo.

Las Pirámides de Egipto tienen poca inteligencia y mucho material de construcción. Casi toda la pirámide está compuesta de inmensos bloques de piedra dejando un espacio casi despreciable para dar respuesta a la funcionalidad que requerían los faraones. Con el paso de los siglos el material fue disminuyendo y las formas complejas e inteligentes aportadas por los sucesivos diseñadores fueron relegando el material a un segundo plano mientras que las formas inteligentes fueron abriéndose paso progresivamente. El Panteón Romano, Santa Sofía, El Vaticano, San Pablo, el Mercado de Algeciras o la Dome Millenium de Londres son claros ejemplos de como la inteligencia de arquitectos e ingenieros fue haciendo que las formas ligeras se impusieran sobre las enormes masas de materiales constructivos. La doble T de acero es el más claro ejemplo de cómo la inteligencia se impuso sobre cualquier otra consideración constructiva. La aportación de un pequeño porcentaje de carbono al hierro (2%) convierte a este en acero con una resistencia 4 veces mayor.  Si además, a través del proceso de laminado, se le da forma de doble T, sin casi incrementar costes (el proceso industrial del laminado es barato y susceptible de una altísima normalización), se produce, para igual peso de la viga, un aumento de resistencia de 18 veces (caso de una doble T de 40 cm.).

Es decir inteligencia aportada en la mejora del material pasándolo de hierro a acero e inteligencia aportada en la forma, pasándola de un rectángulo a un doble T, supone incrementar la resistencia 72 veces. Es decir, una viga de acero doble T del 40 es 1,39% de material y un 98,61% de inteligencia.

Cualquier constructo virtual - lo que por el momento está lejos de ocurrir - debería aplicar esfuerzo inteligente para mejorar aplicativos, páginas web, bases de datos, desarrollos complejos, etc. La fuerza bruta tiene que ser desplazada por la inteligencia. Sin duda alguna, los profesionales TIC lo están consiguiendo.
 



Comparte en tus Redes Sociales!

Por favor, regístrese para añadir comentarios.

Banner

Banner
Banner
Banner
Banner

Fundación DINTEL - Edificio HEXÁGONO - c/ Princesa, 25 - Planta 2ª - Oficina 2 - 28008 Madrid
Tlf.: (+34) 91 311 36 19; Móvil: (+34) 610 43 19 43; Fax: (+34) 91 450 04 24; E-mail: secretec@dintel.org