redCEDE
red CEDE
Contenidos
DINTEL xmundo
Más valor
DINTEL +valor
  • Evaluación de Proyectos
  • Inteligencia Empresarial
  • Reputación on-line
  • Financiación I+D+i
Publicaciones
PUBLICACIONES
Contenidos
CONTENIDOS
Networking
networking DINTEL
referentes DINTEL
referentes DINTEL
Galardones
GALARDONES y DISTINCIONES

Comentarios TIC diarios sobre monumentos históricos extraídos
de la Agenda DINTEL 2014
de Pedro Maestre Yenes, editada por Fundación DINTEL

Edificio Metrópolis. Madrid. EspañaHabitualmente se considera que con el Edificio Metrópolis - antiguamente llamado edificio Fénix - se inicia la Gran Vía madrileña. La realidad es que no es así ya que ni siquiera está en la famosa calle sino en la esquina entre la calle de Alcalá y la de Caballero de Gracia. A pesar de ello, por su estratégica posición, da toda la impresión de que con el Edificio Metrópolis se inicia la Gran Vía. La realidad es que el número 1 de la Gran Vía madrileña es el edificio Grassy, llamado así por estar ubicado en él la más famosa y prestigiosa joyería de Madrid.

El Metrópolis es un elegante y equilibrado edificio de estilo francés (tercer imperio) cuya situación, además de sus valores arquitectónicos, le ha hecho merecedor de ser, tal vez, el edificio más famoso y fotografiado de Madrid. La imagen del edificio tomada desde la Puerta de Alcalá o desde la Plaza de Cibeles representa un auténtico icono de Madrid. Durante muchos años el edificio estuvo coronado por una estatua del Ave Fénix al ser sede de la famosa compañía de seguros de ese nombre. En los años setenta la aseguradora Metrópolis compró el edificio pasándose a denominar Edificio Metrópolis. La tradicional estatua del Ave Fénix se retiró del edificio y en su lugar se situó una desafortunada estatua alada de la que, según se dijo por aquel entonces, posó como modelo la bella actriz Nadiuska, cuyas películas tuvieron un gran éxito aunque efímero.

El diseño del edificio correspondió Jules y Raymond Février, más tarde colaboraría también el arquitecto español Luis Esteve Fernández-Caballero. La construcción se realizó entre 1907 y 1911. El Edificio Metrópolis, con sus 45 metros, llegó a ser el más alto de Madrid. Lo más destacado del bello edificio, a parte de su cúpula de pizarra de estilo pompier, es el conjunto de esculturas de la parte superior que, apoyadas en una serie de columnas corintias, representan estatuas alegóricas del Comercio, la Agricultura, la Industria y la Minería, siendo autor de parte de ellas Mariano Benlliure, lo que es una muestra de la importancia y relieve que sus promotores quisieron dar al edificio.


El saber situarse en la posición adecuada puede dar lugar a posicionarse mucho mejor que otros cuyo destino era ser la cabeza del conjunto. El Edificio Metrópolis se ha situado para siempre en la cabeza de la Gran Vía a pesar de que, como se ha señalado, ni siquiera está en esa calle. No basta con que un determinado constructo está bien diseñado y realizado; si su posición no es la acertada nunca llegará a ocupar la situación de privilegio para la que había sido concebido.

La Torre de Madrid, con ser más moderna que el Edificio España, ha sido mucho más fotografiada que ésta porque su posición permitía que apareciese en todas las fotos que se hacían desde el tercer tramo de la Gran Vía.
Todo proyecto debe contemplar con carácter prioritario la posición en que conviene realizarlo. No basta la calidad del proyecto en sí - lo cual sin duda es muy importante -, es necesario que además esté posicionado en el lugar oportuno para captar la máxima atención posible.
Torres Blancas es un edificio magnífico y de gran interés arquitectónico, pero queda desmerecido por su mala situación; en la Castellana tendría una mucha mayor consideración. El mayor valor del hoy tan denostado Valle de los Caídos se debe a su magnífica situación, capaz de ser visualizado por todos los automovilistas desde la A6 (autopista de La Coruña). El Escorial, con tener una buena posición, sería mucho más observado si estuviera situado en el valle de Cuelgamuros.

Hay edificios que, lamentablemente, ocupan una posición tan favorable que acaparan una parte importante de la atención cuando sería deseable que no acaparasen ninguna. Es el caso del Alcázar de Toledo que produce un impacto negativo sobre la magnífica vista de la espléndida ciudad. Todo lo contrario a lo ocurrido con Edificio Metrópolis, la Torre de Valencia de Madrid es otro ejemplo de nefasta ubicación de un edificio que consiguió destrozar uno de los mejores paisajes urbanos de Madrid: la vista desde Cibeles de la Puerta de Alcalá.
En suma, el entorno de cualquier constructo debe ser cuidado con esmero pues puede aportar valor muy positivo o un tremendo destrozo.  Nada suele estar aislado de su entorno, ignorarlo es cometer un grave error. 



Comparte en tus Redes Sociales!

Por favor, regístrese para añadir comentarios.

Banner

Banner
Banner
Banner
Banner

Fundación DINTEL - Edificio HEXÁGONO - c/ Princesa, 25 - Planta 2ª - Oficina 2 - 28008 Madrid
Tlf.: (+34) 91 311 36 19; Móvil: (+34) 610 43 19 43; Fax: (+34) 91 450 04 24; E-mail: secretec@dintel.org