redCEDE
red CEDE
Contenidos
DINTEL xmundo
Más valor
DINTEL +valor
  • Evaluación de Proyectos
  • Inteligencia Empresarial
  • Reputación on-line
  • Financiación I+D+i
Publicaciones
PUBLICACIONES
Contenidos
CONTENIDOS
Networking
networking DINTEL
referentes DINTEL
referentes DINTEL
Galardones
GALARDONES y DISTINCIONES

La novela negra americana constituye un auténtico género uno de cuyos representantes más distinguidos es El Halcón Maltés, escrita por Dashiell Hammett. Si la citada novela fue cronológicamente la primera del género, El Sueño Eterno, de Raymond Chandler, posiblemente, sea la mejor novela de dicho género. La calidad de los diálogos es insuperable. El cinismo, el descaro, la insolencia, el atrevimiento, la imaginación, surgen a cada momento en todas y cada una de las frases que constantemente se aforan en la novela. El detective Philip Marlowe está inconmensurable y su descaro, desgarro e ironía son todo un icono de las nuevas formas del detective moderno.

El argumento, extremadamente difícil de seguir, tal vez sea lo de menos, lo importante es lo que dicen en los magníficos diálogos, no qué es lo que hacen y para qué lo hacen. Se cuenta que durante el rodaje de la película basada en la novela, ni director ni guionistas sabían quién había sido el asesino de un determinado individuo. Decidieron preguntárselo a Chandler y tampoco el pudo dar respuesta.


Esta novela puede hacernos pensar en el desarrollo de la página web de una gran organización. Pretender diseñar una perfecta estructura e intentar conseguir que todo esté absolutamente sistematizado será un empeño inútil. Lo que hace falta es que la página web proporcione información y permita obtener los servicios que requiere el usuario. La página debe ser atractiva y divertida y tiene que conseguir que una vez en ella el usuario no la abandone. Es obvio que el que quiera leer una historia con una historia y un argumento perfectamente lineal y lógico no debe elegir "El sueño eterno". En una página web tampoco hay que ir con el criterio de entender la sistemática de la página. Lo que hay que conseguir es que atraiga, subyugue, de buenos servicios  y que el usuario quiera volver una y otra vez a ella.

Bajo la apariencia de un cuento para niños, la novela los Viajes de Gulliver, es una sátira mordaz y desenfrenada contra la sociedad y la naturaleza humana. Gulliver pasa de encontrarse en un país entre enanos a un país entre  gigantes.

Todo empieza en Lilliput cuando el buque  de  Gulliver naufraga y éste aparece en la playa atado y rodeado de pequeños hombrecillos. Consigue librarse y comprueba que las flechas que le lanzan no le afectan en nada. Gulliver hace amistad con los hombres de Lilliput y evita que los habitantes de Blefuscu invadan Lilliput. Para ello lo único que hace es darles buenos consejos pero sin utilizar la fuerza.

El autor de la novela se dedica a describir las leyes y costumbres del diminuto reino. Así, por ejemplo se encuentra que es el estado el que educa a los niños y no los padres; o que se premia al que respeta las leyes en lugar de castigar al que las incumple.

Más tarde, en otro viaje, Gulliver  acaba en Brobdingnag, lugar en el que todo tiene un tamaño enorme. El pequeño Gulliver acaba convertido en una especie de muñeco de la hija de la casa. En la corte acaba por ser un mero entretenimiento para las damas de la corte y cuando Gulliver pretende explicar al rey las costumbres de su país, éste desprecia lo que le cuenta por tratarse de un reino de insignificante tamaño.

Al final del libro, en el país de los Houyhnhnms, Gulliver se encuentra con que los habitantes son caballos inteligentes donde prima la razón, la inteligencia y la justicia. Lo más salvaje que conocen los caballos inteligentes son unos seres humanos, llamados yahoos, que aunque les sobre la comida se despedazan por quitárselas unos a otros. En este reino de animales inteligentes no existen palabras como poder, gobierno, guerra, ley, castigo. Los caballos se encuentran incómodos con Gulliver ya que, al menos en apariencia física, se parece a los yahoos, y Gulliver se tiene que alejar del país de los Houyhnhnms.


Swift es un autor absolutamente pesimista que desconfía de los seres humanos fiando más de los animales. Coincide con Arthur Schopenhauer cuando decía: "Cuanto más conozco a los humanos, más quiero a mi perro." La situación que critica tan aviesamente Jonathan Swift sigue estando presente en la actualidad donde, a pesar de la ilustración y del importante avance de la ciencia y de la técnica, los hombres siguen teniendo un comportamiento egoísta y absurdo.

Si hay algo en lo que aún cabe confiar es en el desarrollo de la técnica. Tal vez sólo con su aplicación el hombre comprenderá que su actitud tiene que cambiar radicalmente ya sea por las buenas o por las malas. Lo mejor es que lo haga por el convencimiento sin que se tenga que ver forzado a ello.

¿Acabaremos en una sociedad en la que sólo se pueda confiar en los robots?

Más artículos...
Banner

Banner
Banner
Banner
Banner

Fundación DINTEL - Edificio HEXÁGONO - c/ Princesa, 25 - Planta 2ª - Oficina 2 - 28008 Madrid
Tlf.: (+34) 91 311 36 19; Móvil: (+34) 610 43 19 43; Fax: (+34) 91 450 04 24; E-mail: secretec@dintel.org