redCEDE
red CEDE
Contenidos
DINTEL xmundo
Más valor
DINTEL +valor
  • Evaluación de Proyectos
  • Inteligencia Empresarial
  • Reputación on-line
  • Financiación I+D+i
Publicaciones
PUBLICACIONES
Contenidos
CONTENIDOS
Networking
networking DINTEL
referentes DINTEL
referentes DINTEL
Galardones
GALARDONES y DISTINCIONES

Comentarios TIC diarios sobre monumentos históricos extraídos
de la Agenda DINTEL 2014
de Pedro Maestre Yenes, editada por Fundación DINTEL

Foto: Wikipedia; Autor: Sebastian DubielLa Plaza Mayor de Madrid es una enorme plaza de estilo renacentista inspirado en el Monasterio del Escorial. Fue iniciada por Felipe II y finalizada por su hijo Felipe III. Se trata de una plaza porticada de enormes proporciones cuyas dimensiones son 129 metros de largo y 94 de ancho. La plaza está totalmente cerrada y cuenta con tres plantas y 237 balcones. En el lado norte se sitúa la Casa de la Panadería cuya fachada fue redecorada en 1992 por el pintor Carlos Franco con motivos mitológicos. En frente de ella se encuentra la Casa de la Carnicería.

Muchos son los que participaron  en el diseño, restauración y rehabilitación de la plaza, la cual sufrió tres importantes incendios en 1631, 1670 y 1790. Entre los arquitectos más destacados que participaron en la construcción y rehabilitación de la Plaza Mayor se encuentran Diego Sillero, Juan Gómez de la Mora, Tomás Román, Sabatini, Juan de Villanueva, Antonio López Aguado y Custodio Moreno.

En el centro de la Plaza Mayor se yergue una magnífica estatua ecuestre de Felipe III que fue comenzada por Juan de Bolonia y terminada por Pietro Tacca, su discípulo, en 1616. Este último participó, junto con Velázquez y Galileo, en la espectacular escultura de Felipe IV situada en la Plaza de Oriente de Madrid.


Muchas y muy variadas han sido las distintas utilizaciones que se han hecho en la Plaza Mayor. Destacarían entre otras haber sido utilizada como plaza de toros, realización de autos de fe y ejecuciones públicas o celebraciones diversas. En la actualidad cuenta con numerosos restaurantes, cafeterías, bares y comercios de la más diferentes índole. En los días de fiesta, bajo sus soportales, desde hace ya muchos años, se celebra un animado comercio de monedas y sellos. Otras actividades que hoy se realizan en la Plaza Mayor son la celebración de conciertos y representaciones teatrales, la instalación de un mercadillo navideño de enorme éxito y la celebración de mítines políticos y de manifestaciones de la más diversa índole.

La Plaza Mayor tiene una destacada actividad turística en la que los extranjeros acuden, casi sin excepción, a visitarla. Durante muchos años fue el centro de la vida de los madrileños, desplazándose más tarde a la Puerta del Sol y a la Gran Vía.

La multifuncionalidad aportada por la Plaza Mayor es algo que siempre ha estado presente en esta importante plaza. Su ubicación, en el mismo corazón de la ciudad, contribuyó y sigue contribuyendo a ello. Hoy que tanto se habla de aprovechar muchos de los foros que se han construido recientemente para albergar en ellos actividades de muy diferente índole, se puede encontrar un ejemplo paradigmático de esa multifuncionalidad en la Plaza Mayor. De forma espontánea y natural esta gran plaza se utiliza para las más diferentes actividades y siempre con éxito creciente.

En suma, la Plaza Mayor de Madrid supone lugar de encuentro, creatividad, cosmopolitismo, interculturalidad, interclasismo, alegría de vivir, colaboración, intercambio de experiencias y enormes ganas de ser ciudadanos del mundo. En estos tiempos que corren en que, en gran medida, por la actitud de muchas comunidades autónomas, se ha venido implantando un política de campanario miserable, egoísta, sin miras y cortoplacista, ejemplos como el que nos da todos los días la Plaza Mayor madrileña es una auténtica esperanza para todos los ciudadanos que aspiramos a vivir en armónica y pacífica convivencia.

Foto: Wikipedia; Autor: Luis García (Zaqarbal)La Casa de Correos es un edificio emblemático de Madrid que, sin tener un valor arquitectónico considerable, es conocido y considerado como altamente representativo para los ciudadanos madrileños y para la mayoría de los españoles. Por una parte es el edificio más importante de la famosa Puerta del Sol de Madrid que, a su vez, es la plaza más conocida de España. Delante de la puerta principal de la Casa de Correos parte el kilómetro cero de las seis carreteras radiales de España, definidas ya en 1720. En un país que estuvo centralizado desde su existencia, allá por el siglo XV, hasta la llegada de las comunidades autónomas, es muy lógico que se formalizase la existencia de un kilómetro cero.

En muchos países existe un kilómetro cero similar al de Madrid. Todos estos puntos de referencia parten a imagen del kilómetro cero establecido por César Augusto, al que se denominó Milliarium Aureum (Jalón de Oro) que se encuentra ubicado en el que fuera templo de Saturno y que recuerda la conocida frase de "todos los caminos conducen a Roma".

Durante muchos años, desde el campanario del reloj de la casa de correos se anunció y se sigue anunciando la llegada del año nuevo cada 31 de diciembre a las 12 horas de la noche. Con este motivo, de forma incansable, renovándose generación a generación, los madrileños acuden a festejar el año nuevo y a despedir el viejo. Es, por otra parte, costumbre extendida en muchos lugares de ciudades importantes: Trafalgar Square en Londres o Times Square en Nueva York.

En la actualidad la Casa de Correos es sede del gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid, que, sin embargo, a pesar de esta ubicación en sitio tan preferente, y a pesar también de otros esfuerzos de imagen realizados, no se ha conseguido que la Comunidad de Madrid haya calado en los madrileños. Éstos, afortunadamente, se consideran más ciudadanos de España y del mundo que de la comunidad autónoma en que los han ubicado tan artificialmente.


La construcción de la Casa de Correos surge a iniciativa del rey Fernando VI, aunque fue idea del Marqués de la Ensenada, hacia el año 1750, el construir un edificio en que albergar los servicios postales. El conocido y prestigioso arquitecto Ventura Rodriguez - autor reputado de la Capilla del Palacio de Oriente, el Palacio de Liria o la Fuente de Cibeles - fue el encargado del diseño del edificio entre 1756 y 1760. Lamentablemente, con el acceso de Carlos III al trono y la llegada del arquitecto Sabatini, Ventura Rodriguez fue destituido, haciéndose cargo de la construcción del edificio el arquitecto Marquet que introdujo muchas modificaciones sobre le proyecto de Ventura Rodriguez. Otro gallo nos hubiera cantado si Ventura Rodriguez hubiera sido el que finalizase el edificio.

Grave error cambiar de diseñador si la trayectoria y experiencia de éste demuestran conocimientos y experiencia acreditados. Cambiar a profesionales competentes por la llegada de nuevos políticos o dirigentes es un error que se suele pagar caro y que va en detrimento, en la mayoría de los casos, de la calidad de lo inicialmente diseñado. En la Administración española es muy típico el cambiar de responsables profesionales cuando hay cambios políticos. Esta actitud proviene de la cultura de las cesantías que sigue aplicándose en cuanto hay cambios políticos. Este nefasto comportamiento es una plaga que sigue proliferando en España y que en lugar de ir disminuyendo va aumentando a medida que pasa el tiempo. La lamentable costumbre de colocar a los amigos lleva a la Administración española a tan triste y subdesarrollada situación.  

Más artículos...
Banner

Banner
Banner
Banner
Banner

Fundación DINTEL - Edificio HEXÁGONO - c/ Princesa, 25 - Planta 2ª - Oficina 2 - 28008 Madrid
Tlf.: (+34) 91 311 36 19; Móvil: (+34) 610 43 19 43; Fax: (+34) 91 450 04 24; E-mail: secretec@dintel.org